Las Comunidades de propietarios están exentas de pagar las  tasas judiciales, según una consulta vinculante realizada a la Dirección General de Tributos. Según los administradores de fincas, esta supresión supondrá un ahorro de unos 15 millones de euros.